Conexión Berlin

Mascarade

Mascarade es un juego de cartas de Bruno Faidutti que recupera algunos de los ingredientes más interesantes de Ciudadelas.

Se trata de un juego de engaños y trucos, rápido y divertido.

Cada jugador recibe seis monedas de oro y una carta de personaje boca arriba para que todos puedan verla.

El objetivo es ser el primero en conseguir una fortuna de trece monedas y se empieza dando vuelta todas las cartas. Desde ese momento tendrás que confiar en tu memoria para recordar, no sólo las cartas de los demás, sino también la tuya propia.

En cada turno podrás realizar en cada turno tan sólo una de estas tres posibles acciones:

  • Intercambiar o no tu carta con la de otro jugador. Cogemos la carta de otro jugador y la colocamos junto con la nuestra debajo de la mesa sin mirarlas, intercambiándolas (o no) en secreto para quedarnos con una y darle la restante al otro jugador mientras nos mira con cara de “¿Qué demonios has hecho? ¿Sigo siendo quien era o me has pegado el cambiazo?”.

*Mirar tu carta en secreto. La única opción si estás muy perdido y, lo que es peor, los otros jugadores lo saben.

*Anunciar tu personaje para utilizar su poder.

Por supuesto, como buen juego de engaños y trucos, no tenes por qué ser realmente un personaje para anunciar que vas a utilizar su poder, pero si otro jugador protesta afirmando que él es en realidad ese personaje entonces todos los implicados muestran sus cartas. El que tuviese la carta del personaje en cuestión podrá realizar su acción incluso aunque no fuese su turno, mientras que todos los demás pagarán una multa de una moneda de oro al Palacio de Justicia.

Algunos personajes como el Rey o la Reina nos permiten ganar dinero directamente de la banca mientras que otros como la Bruja o el Obispo roban al jugador más rico. El Espía puede mirar su carta y la de otro jugador antes de intercambiarlas (o no); el Juez se lleva todas las multas que hayan sido pagadas al Palacio de Justicia hasta ese momento; y el Inquisidor señala a otro jugador obligándole a tratar de adivinar su propio personaje, revelar su carta y pagarle cuatro monedas en caso de fracasar.

En total, el juego presenta hasta 13 personajes diferentes.

Después de unas pocas rondas nadie puede estar realmente seguro ni de la carta que tiene enfrente suya, y aquí es donde el juego brilla con particular intensidad premiando a quienes sepan engañar eficientemente en el momento oportuno y deducir lo que están tratando de hacer los demás.



Expansiones


Whatsapp +54 11 65 19 92 87

Envianos un mensaje. Podes reservar por este medio.

Facebook

Envianos un mensaje. Podes reservar por este medio.

Email

Envianos un mensaje.

Conexión Berlin de Perez Lelia Fabiana.

Córdoba 2786.

Olivos. Buenos Aires. 1636.